December 18, 2014 Editorial

7 consejos en imagen y etiqueta para una navidad exitosa

7 consejos

Por Hildeberto Martínez. Navidad es la época en que las emociones se encuentran a flor de piel. Regálate la oportunidad de transformar el momento en algo mágico, divertido y memorable. A continuación te presento algunos consejos que quizás ya conoces, pero nunca está de más recordarlos:

1.  Viste de acuerdo a la ocasión.

Si la Navidad y la fiesta de Año Nuevo son ocasiones especiales; ¿Por qué nuestra ropa no habría de estar a la altura de la situación? Elije un atuendo con un toque más tradicional para navidad y reserva los “outfits” espectaculares para la gala de fin de año.

2.  Evita comer en exceso.

¡Tu báscula, tu ropa y tu imagen te lo agradecerán! Además no hay nada más desagradable que un glotón en la mesa comiendo como si tuviera una semana sin probar bocado alguno. Un consejo sabio es seguir la misma rutina saludable de alimentación que llevas durante todo el año y comer algún snack saludable antes de la cena de navidad. ¡Nunca llegues con hambre a la misma! Un solo plato con porciones moderadas es más que suficiente.

3.  Evita tomar en exceso.

Tu imagen te acompaña en todo momento, incluso en tu vida privada y con tus familiares más cercanos. ¡No te dejes llevar por la euforia del momento! Como lo comenté anteriormente, la navidad es una época emocional, y es fácil que la bebida en exceso saque a relucir problemas familiares, rencores o asuntos sin resolver. Aquí el consejo es beber jugo, refresco o agua mineral gaseosa entre copa y copa y por supuesto, no beber con el estómago vacío. ¡Y si tomas no manejes! No querrás ser el tema de conversación de la navidad próxima…

4.  Evita temas de conversación controversiales.

Hay temas que por su naturaleza pueden transformarse en riña, disputa o altercado. Haz a un lado las diferencias familiares o temas como accidentes, muertes, enfermedades, religión o política. No quiero decir que no sea importante recordar a quienes se han ido, o que solo se hable de temas triviales. Aquí lo importante es transformar los mensajes a positivo, disfrutar la compañía, compartir anécdotas divertidas, brindar y dar gracias por las bendiciones obtenidas durante el año.

5.  Saluda y dale su lugar a los invitados.

Si eres el anfitrión, recibe a tus invitados en la puerta, incluso aunque tengas mucha confianza con ellos. Preséntalos con los demás y fomenta temas de conversación que inviten al diálogo. Ofréceles un aperitivo. Siéntalos en la mesa de acuerdo a jerarquía: las personas mayores van en las cabeceras de la mesa. También puedes sentar juntos a los invitados que mejor se llevan entre sí. Al final de la velada despídete de ellos con un saludo y pregunta si la velada fue de su agrado.

6.  Nunca llegues con las manos vacías.

Si te invitan a una fiesta o reunión, no llegues con las manos vacías. Si no llevas un regalo, una botella de vino o un postre son más que suficientes. Llama previamente al anfitrión, para ver si se le ofrece algún alimento o bebida que pueda complementar la reunión.

7.  Viste tu casa acorde a la ocasión.

No basta con las decoraciones propias de la época. Prepara una mesa de Navidad elegante. ¡No proyectes un mensaje equivocado utilizando platos y vasos desechables! Saca a relucir tu mejor vajilla y utiliza un bajo-plato. Las copas van dispuestas en función del número y tipo de bebidas a servir: agua, vino tinto, vino blanco y champán. Ofrece una buena botella de cava o tinto para brindar. Recuerda que los cubiertos también tienen su orden. Agrega un candelabro o centro de mesa con mantel e individuales temáticos, Una mesa bien puesta y decorada habla el buen hacer de sus dueños y del aprecio que tienen hacia sus invitados.

 ¡Feliz Navidad!

Comments

comments

Comments are closed.
Back to top